Instituto SISE

Jockeys en el Perú | junio 10, 2010

Teobaldo Vega:

“Los jockeys deben querer al caballo, no pegarle”

Un hombre de 50 kilos cabalga un animal de quinientos, capaz de recorrer 100 metros en seis segundos. Es en esas veloces circunstancias en que los jockeys peruanos destacan en el mundo, y buena parte de esto se debe a la escuela del hipódromo de Monterrico, fundada y dirigida por Teobaldo Vega.

“El jinete está encima del caballo para ayudarlo. En cada impulso, el animal lanza sus quinientos kilos -diez veces más que el jockey- hacia adelante. El jinete tiene que levantarlo y empujarlo para que, en ese salto, el caballo llegue un poco más lejos”, explica Teobaldo Vega, mentor de muchos de los mejores jockeys del Perú.

¿Qué ejercicios hacen?

La silla invisible, los palitos, el caballete, trote, subir escaleras, etc. Mi preocupación es que el chico esté en buenas condiciones para que pueda guiar al caballo y defenderse de cualquier percance que pueda presentarse sobre el animal. De otra manera, sería como decirles: Súbete al caballo y mátate. Eso jamás. El jinete debe tener agilidad felina. Debe tener equilibrio motriz – que esté físicamente bien -, psicomotriz -que se mueva coordinadamente- y un equilibrio de razonamiento, porque un caballo corre 100 metros en seis segundos. El jinete debe tomar decisiones muy rápidas.

¿Cómo empezó en esto?

Yo llegué para ser jockey a fines de la década del 40, pero el peso me traicionó. Resulté muy fornido. Me dio para ser arquero del colegio Alfonso Ugarte.

Cuénteme del nacimiento de la escuela de jockeys aquí, en Monterrico.

Había una escuela antes, pero cerró en 1956. Yo pedí permiso y comencé por acá. Todos eran bienvenidos. Tanto así que uno de mis medio hermanos fue jinete de la primera promoción de Monterrico. Que en paz descanse. Él figuró, pero se mató en una moto. Yo era amigo -hermano- de Javier Canessa, un gran jockey. Después él abrió la puerta en los Estados Unidos para los jockeys peruanos.

¿Cuál fue la respuesta?

Aquí había gente que no creía que pudiéramos ganarles a los jockeys chilenos. Yo pensé que podíamos y comencé. En el año 70, la situación empezó a mejorar. Yo inventé mis recursos. Me criticaban por usar palos para reemplazar los estribos que no había y piedras para fortalecer los brazos. Pero chico que trabajaba conmigo, destacaba.

Usted también entrena mujeres en su escuela.

Siempre defendí el concepto de que la jocketa era una atracción para el público. Tengo grandes amigas que hasta ahora me recuerdan con cariño. Yolanda Barr, por ejemplo. También estuvo Rosa Gómez que, después, ha sido mamá de cuatro grandes jockeys.

¿Cuáles son las características de un buen jockey?

Yo calculo que un chico debe tener 16 años, medir 1.56 metros y pesar 46 kilos. A partir de eso, debe desarrollarse. Debe alimentarse bien. Porque yo veía jinetes peruanos que dejaban de comer para perder peso, pero así no funcionan las cosas. Con el tiempo vieron mi trabajo y me apoyó don Jorge Bernardini Yori, cuyo nombre lleva la escuela. Se hizo un conjunto de profesionales, incluyendo una psicóloga. Y el primero de julio de 1985 se reabrió la escuela, que se hizo internado.

¿Qué alumnos lo enorgullecen?

Me enorgullece Édgar Prado. Pero no es de la escuela. De aquí han salido tantas promociones: Jacinto Rafael Herrera -que brilla en Argentina-, un gran jockey como Edwin Talaverano, Horacio Barbarán y otros que están en Estados Unidos. Se me quedan nombres.


¿Alguno se accidentó?

Sí. Un muchacho Enríquez se enredó con la rienda y el caballo lo arrastró y lo mató. Fue una desgracia. Otros chicos se han caído. Jacinto Rafael, siendo un niño, se cayó, el caballo lo manoteó y le puso la oreja en la boca. Lo arreglaron y ahí está: un grande.

Un jockey que triunfa puede ganar buen dinero, ¿no?

Sí. Tengo que estar hablándoles constantemente, porque ganan un poco de plata y se creen dueños del mundo. Tienen que ahorrar, para que en el futuro puedan endeudarse y tener algo, un terreno, lo que sea. Por eso le digo, queremos buenos jockeys, pero mejores profesionales, los preparamos para enfrentar a la vida.

Esta escuela es su vida.

Sí. Estoy metido de pies y manos acá. Le agradezco eternamente a mi señora esposa, que prácticamente crió a mis niños. Tengo tres hijos maravillosos. Dos están en Estados Unidos y uno, que es periodista, está aquí.

¿Hay que golpear mucho a los caballos con la fusta?

Si tengo un perrito y apenas llego le doy una patada, me va a querer morder. El jinete tiene que hacerle cariño al caballo, hablarle, el caballo no sabe de lisuras. El fuete es necesario para cambiar de mano y que el caballo tome su segundo aire.

¿Qué tan inteligente es el caballo?


Solo le falta hablar. Sabe todo. Un caballo huraño es porque no lo han educado bien. Ahí se ayudan con aditamentos que causan dolor, y eso no me gusta. Un caballo educado sabe cuándo viene la carrera. Se le tensan los músculos. Y si lo van a bañar, qué rico se siente, pone la cara, cierra los ojos. El jinete debe querer al caballo.

(FUENTES: El comercio, otros)
Anuncios

5 comentarios »

  1. desearía saber la historia del Jockey oscar gomez gutierrez, creo que un hermano de el tambien fue jockey

    Comentario por oscar quiñones romero — agosto 7, 2010 @ 4:20 pm

  2. Hola me gustaria tener informacion con respecto a la escuela de jockey por donde queda, costos, cuales son los requisitos aparte de amar a los caballos se los agradeceria enormemente 😀

    Comentario por LEYSI — enero 6, 2011 @ 10:40 pm

  3. Hola: hace mucho en la cierra montaba los caballos de mis abuelos pero weno solo fue por vacaciones.. me anime tanto por volver a tener un caballo cerca no se me llenava de valentia y me sentia escuchado por este animalito… s eme dio por ser jockey a los 14 pero weno era muy niño mis padres nunca quisieron.. ahora tengo 22, pero aun teng algo que me faborese no soy muy enano la talla es normal entre pekeña pues me hechan de 16 años, y sobre mi peso pues estos entre los 44, 43 y la verdad es que sufro para engordar el doctor me dijo que mi contextura es asi pero weno eso no me vaja la autoestima es mas sabiendo esto kiero con muchas mas ganas provar esta profesion. estudio ing de sistemas. pero weno los animales son al que prefiero a mas no poder.. me encantaria ser un jockey tan sol provar y no kedarme con las ganas de porder cerlo.. por eso pido que porfabor me digan que tengo que hacer, si solo es asercarme al hipodromo y matricularme en un curso o esque tengo que contactarme con al alguien..
    bueno les dejo algunos datos mios se les agradeceria mucho si me dan un poco de esperanza:

    Nombre: LUIS ENRIQUE CASTILLO RODRIGUEZ
    TALLA:1.56
    ULTIMO PESO: 43
    EMOGLOBINA: 14.3
    SIN ENFERMEDADES
    EDAD: 22
    PARESCO DE 16 AÑOS..
    GRACIAS POR SU ATENCION…

    Comentario por LUIS ENRIQUE CASTILLO — marzo 5, 2012 @ 11:07 pm

  4. ACABO DE LEER Y ME EMOCIONA TANTO SABER QUE COMO YO HAY GENTE QUE LE APASIONA TANTO LOS CABALLOS ES USTED UNA MAESTRO Y CUANTO QUISIERA TENER UNA CHARLA AL MENOS POR EL FACE MI GRAN SUEÑO FUE SER JINETE HOY HASTA AHORA ME QUITA EL SUEÑO PERO BUENO TENGO YA 27 AÑOS Y UN JINETE ME DIJO QUE YA ERA TARDE GRACIAS POR LA CATEDRA PROFE. ATTE CRHISTIAN MENACHO GALINDO.

    Comentario por CRHISTIAN MENACHO — marzo 30, 2012 @ 11:49 pm

  5. USTED CREE QUE PUEDA OCUPARME EN ALGO QUE CONSISTA EN ESTA PASION POR LOS CABALLOS ACONSEJEME

    Comentario por CRHISTIAN MENACHO — marzo 30, 2012 @ 11:51 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: